Focaliza la Atención

…que se están riendo de nosotros

Cómo Netanyahu ha provocado esta guerra con Gaza

El pasado lunes 30 de junio, Reuters escribía un artículo que empezaba diciendo:

El lunes el primer Ministro Benjamin Netanyahu acusaba a Hamas, por primera vez desde la Guerra de Gaza (1) (Noviembre 2012), de participar en ataques con cohetes en Israel y amenazó con intensificar la acción militar para parar los ataques.

Así que hasta para los cálculos de Israel, Hamas no había lanzado ningún cohete durante el año y medio después de que la Operación Pilar Defensivo (2) acabara con un alto al fuego. (Hamas negaba haber disparado incluso los mencionados por Netanyahu la semana pasada; no fue hasta el lunes de esta semana cuando se reconocieran cohetes lanzados a Israel desde el alto al fuego de 2012).

Así que, ¿cómo hemos llegado a esta situación?. Por un lado, la Operación Protective Edge (3), que comenzaba oficialmente el martes 8 de julio 2014, ha dejado más de 100 muertos (militares y civiles) palestinos, centenares de personas gravemente heridas y mucha destrucción, con más de 800 toneladas de bombas lanzadas sobre Gaza (5). Por otro lado, más de 300 cohetes (6) que sobrevolaban Israel y sin que haya ningún muerto hasta ahora.

Fueron Netanyahu y su Gobierno quienes acabaron con las conversaciones de paz con Abbas, que estaban siendo guiadas por el Secretario de Estado de EE.UU. John Kerry; los americanos no lo explicarán oficialmente pero sí lo harán extraoficialmente. Así que una semana antes de la fecha límite de las negociaciones del 29 de abril, Abbas, viendo que no llegaba a ninguna parte “jugando” con Israel y EE.UU. y para acabar con la ruptura entre la Ribera Occidental (Cisjordania) y Gaza, firmó el Tratado de reconciliación Fatah-Hamás (4). El mundo entero -incluso Washington-, aclamaba este acuerdo afirmando que la unidad entre Cisjordania y Gaza era buena para contribuir al proceso de paz y manteniendo así la esperanza de que el acuerdo pudiera obligar a Hamás a moderar su postura política.

Netanyahu sin embargo, advirtiendo de que el gobierno de unidad fortalecería el terrorismo, interrumpió las conversaciones con Abbas y trató de convencer a Occidente de no reconocer al emergente gobierno palestino. Falló en su intento aunque no dejó de intentarlo. A Hamás se le empezó a ver débil, destrozado y sofocado por el nuevo antiguo régimen egipcio, empezó a ser impopular en Gaza y actuaba como policía israelí en la Franja de Gaza. Netanyahu se obsesionó com Hamás y con atarle al cuello de Abbas. El objetivo de Netanyahu era echar la culpa del fracaso de las conversaciones de paz -patrocinadas por EE.UU.- a Abbas y los palestinos.

Pero no estaba funcionando. El 12 de junio sucedió algo que él mismo hubiera evitado si hubiera podido pero que no dudó en explotar al máximo políticamente: el secuestro en Cisjordania de Gilad Sha’ar y Naftali Fraenkel, de 16 y 19 años respectivamente.

Netanyahu culpó a Hamás de este secuestro y afirmó que tenía pruebas. Hasta el día de hoy, ni él ni ningún oficial israelí han presentado prueba alguna. Entre tanto, se asume que el liderazgo de Hamás no dio la orden de secuestro y que quien lo llevó a cabo fue un desertor de Hamás, el clan de Hebron con experiencia en no cumplir los alto al fuego con Israel matando israelíes. Además, no tendría sentido para los líderes de Hamás ordenar un crimen así, no después de haber firmado un acuerdo con Abbas y no cuando se encontraban entre las cuerdas. Khaled Meshal, mientras se niega a confirmar o negar haber dado la orden y diciendo que no tiene ni idea del paradero de los 3 chicos, elogió el secuestro como forma de liberar a los prisioneros palestinos.

Esto demostró una cierta idiotez moral por parte de Meshal así como por su audiencia, los numerosos palestinos que igualmente vitorearon el secuestro. Pero esto no ha demostrado que el liderazgo de Hamás hubiera ordenado la acción. Y todavía estamos esperando las pruebas.

Pero Netanyahu utilizó los secuestros como excusa para ir tras Hamás en Cisjordania. El objetivo, según dijo un oficial de seguridad israelí, era “algo verde”. El ejército asaltó, destruyó, confiscó y arrestó a cualquiera que tuviera algo que ver con Hamás, mató a algunos manifestantes palestinos y volvió a arrestar a unos 60 Hamasniks que habían sido liberados en el Acuerdo Gilad Shalit.

Mientras tanto en Gaza, el 11 de junio (el día antes de los secuestros) Israel había matado a un hombre en bicicleta y a un niño de 10 años que iba con él. Entre los secuestros del día siguiente y la represión de Hamás en Cisjordania que inmediatamente después, Gaza e Israel comenzaron con la destrucción y las víctimas, una vez más, sólo en el lado de Gaza.

Y esto fue lo que sucedió básicamente. Netanyahu dio órdenes de aplastar Cisjordania y Gaza por el secuestro de 3 niños israelíes que aparentemente no tenían nada que ver con el liderazgo de Hamás.

El 30 de junio los cuerpos de los 3 chicos israelíes aparecieron en Cisjordania. “Hamás es responsable, Hamás pagará por ello” decía Netanayhu. Esta venganza se retrasaría debido a que quemaron vivo a Mohammed Abu Khdeir, niño palestino de 15 años, lo que provocó disturbios en el este de Jersusalén y en el triángulo árabe de Israel y que puso a Israel a la defensiva. Problabemente este suceso alentó a los grupos armados en Gaza para intensificar sus cohetes contra Israel, mientras que Netanyahu mantenía a Israel bajo su control. El domingo siguiente hasta 9 hombres murieron en un túnel de Gaza que Israel bombardeó alegando que iba a ser atacado por terroristas. Al día siguiente, aproximadamente 100 cohetes se lanzaron contra Israel. En esta ocasión, Hamás asumió la responsabilidad de haber ordenado el lanzamiento de algunos cohetes -una semana después de que Netanyahu le acusara, por primera vez desde Noviembre 2012 de romper el cese al fuego.

Y al día siguiente (martes), la Operación Borde Protector comenzó oficialmente. Para el miércoles a medio día, había 35 muertos y muchos mutilados en Gaza. Israel lanza sus cohetes y nadie sabe cuándo o cómo acabará este horror.

Netanyahu podría haber evitado toda esa situación. Podría no haber disparado contra Cisjordania y Gaza, no haber arrestado a los Hamasniks (junto con otros cientos de palestinos). Antes de eso, podría haber optado por no destruir los 9 meses de negociaciones de paz, y así no se hubiera firmado la unificación del gobierno con Hamás que tanto le asustaba.

Pero el primer Ministro israelí está y siempre ha estado en guerra con los palestinos, diplomática y militarmente, contra Abbas, Hamás y el resto de palestinos. Esto es lo que ha guiado sus acciones y lo que ha provocado que Hamás vaya a la guerra contra Israel.

 

Traducción de : http://972mag.com/how-netanyahu-provoked-this-war-with-gaza/93200/

1.- Guerra de Gaza o Masacre de Gaza (Gaza War)

2.- Operación Pilar Defensivo (Pillar of Defense)

http://www.bbc.co.uk/blogs/blogcollegeofjournalism/posts/Operation-Pillar-of-Defense-the-first-social-media-war
3.- Operación Borde Protector (Operation Protective Edge)

http://en.wikipedia.org/wiki/Operation_Protective_Edge

4.- Tratado de reconciliación Fatah-Hamas (Fatah-Hamas unity deal)

5.- Democracy Now (Español) https://www.facebook.com/democracynowes/posts/10152130124876104

6.- Facebook oficial de las Fuerzas armadas de Israel https://www.facebook.com/photo.php?fbid=803439699678902&set=a.250335824989295.62131.125249070831305&type=1

5 / 5 (3 votos)

3 Comments on “Cómo Netanyahu ha provocado esta guerra con Gaza

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Israel Vs. Palestina. El porqué de los porqués. | Focaliza la Atención

  3. Pingback: ¿Por qué Israel continúa cambiando su argumento para atacar a Palestina? | Focaliza la Atención

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Information

This entry was posted on 12 julio, 2014 by in Política and tagged , , , , , , , .